Producción de alimentos a base de insectos

La producción de alimentos a base de insectos ha sido tendencia en los últimos años, aunque para algunos es un poco extraño en muchas partes del mundo es algo completamente normal. En países como Bélgica es muy normal ver en supermercados cremas de tomate que dentro de sus ingredientes principales se encuentran larvas conocidas como gusanos de la harina, los cuales son una fuente sana y saludable de proteínas; recientemente países como Holanda han presentado empresas con una gran gama de insectos como lo son Costa Rica que en los últimos años han tenido la intención de introducir sus alimentos a toda Europa.

Desde hace ya varios años la ONU hace un llamado debido a los aumentos de la población y las crisis del cambio climático, los insectos podrían convertirse en fuentes de alimento saludables y sostenibles para las comunidades del mundo en general.

Existen comunidades alrededor del mundo que consumen este tipo de insectos desde hace ya muchos años, España aplica desde el año 2018 un nuevo reglamento europeo sobre los nuevos alimentos, esta norma describe diversos tipos de productos que provienen de animales, plantas, microorganismos, categorías especificas incluyendo los insectos que se pueden comercializar. En Europa estos productos por ahora solo se comercializan en forma de mezcla junto a otros productos de origen vegetal, como si se tratara de esconder al consumidor el contenido de lo que se va a comer. Por otro lado, la comunidad de veganos y vegetarianos se encuentra en aumento, es por esto que no consideran los insectos como un alimento aceptable lo cual no cuentan como consumidores potenciales de estos tipos de productos. (ABC Economía , 2019).

El sector alimentario es cada vez más innovador, hoy en día los snacks como barritas energéticas, barras de pan a base de grillos han sido una tendencia que se ve reforzada por la nueva legislación sobre los nuevos alimentos aprobada en Bruselas que incluían los insectos como alimento en toda la Unión Europea. Muchos de los emprendedores se han atrevido a lanzar productos de este incipiente sector todo indica que pronto los empezaremos a incorporar a la cesta de la compra, es por lo que se sugiera la discreta, pero creciente aparición de empresas que han empezado con el negocio de los pequeños invertebrados. (El Confidencial, 2018).

La introducción de los insectos en la dieta occidental se abre camino, con nuevas reglas y procedimientos de autorización para alimentos en específicos de manera que su elaboración sea de manera rápida, segura y eficaz. Asegurando que servirán para todos los países de la Unión Europea. Entre otros avances la normativa prevé la creación de un sistema de aprobación más centralizado con el objetivo de dar mayor certidumbre a los emprendedores al tiempo que se agilizan y simplifican los trámites.

En el marco legal comunitario se va a impulsar tanto el consumo como la creación de granjas de insectos destinadas a la producción de este tipo de alimentos y al mismo tiempo proporciona un entorno más favorable para que la industria alimentaria, asimismo que sea una fuente generadora de empleo y se beneficie la innovación manteniendo un alto nivel de seguridad alimentaria. (El Confidencial, 2018).

Por otro lado, en Costa Rica el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos impulsa la producción de alimentos a base de insectos es por eso que iniciaron un estudio que sentará las bases para impulsar la producción y consumo de alimentos elaborados a base de insectos. El proyecto tiene como propósito crear oportunidades de una estrategia potencial para el fortalecimiento de la seguridad alimentaria a nivel nacional con el fin de identificar emprendedores, comercializadores, investigadores y empresas relacionadas con los insectos comestibles en Costa Rica, este estudio se extenderá al 2021 donde se aportarán criterios tecnológicos para futuros desarrollos de alimentos inocuos y de calidad que incorporan insectos como su principal materia prima. (Universidad de Costa Rica, 2019).

Si bien es cierto este tema ha sido tendencia en diversas partes del mundo sin duda alguna Europa se ha mantenido liderando este sector y tal es el caso de la granja más grande de Europa y quizás del mundo la cual triunfa con su primera planta piloto de producción masiva de gusanos de harina. Este proyecto ya que basa su producción en la reutilización de los residuos orgánicos para producir insectos que más tarde se convierten en alimentos. (La Vanguardia, 2018).

Por tanto, gracias a la investigación en diferentes campos de la industria alimentaria se han podido desarrollar proyectos como estos que permiten no solamente sistemas más sostenibles, sino que debido al aumento de la población y grandes afectaciones del cambio climático se han creado este tipo de proyectos que ayudan a asegurar la seguridad alimentaria no solamente de un país sino del mundo en general.

Referencias

ABC Economía . (11 de Junio de 2019). Harina de Insectos para paliar la escasez alimentaria. Obtenido de https://www.abc.es/economia/abci-harina-insectos-para-paliar-escasez-alimentaria-201906110831_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F


El Confidencial. (18 de Enero de 2018). Nutritivos y sostenibles: los alimentos a base de insectos ganan terreno en Europa. Obtenido de https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-01-18/insectos-comida-europa-medio-ambiente_1506564/


La Vanguardia . (13 de Marzo de 2018). Granja de Insectos más grande de Europa, y quizás del mundo. Obtenido de https://www.lavanguardia.com/natural/20180313/441494434007/fabrica-granja-insectos-empresa-ynsect-dole-francia.html


Universidad de Costa Rica. (22 de abril de 2019). Cita-UCR impulsa la producción de alimentos a base de insectos en Costa Rica. Obtenido de https://www.ucr.ac.cr/noticias/2019/04/22/cita-ucr-impulsa-la-produccion-de-alimentos-a-base-de-insectos-en-costa-rica.html

 

Salud, Seguridad Alimentaria, Insectos, Alimentación Mundial, Alternativas Alimenticias, Proteína

Autor: Bianka González Miranda