Impacto del covid-19 en el sector agroalimentario

Economía Mundial

A raíz del estallido de la pandemia del Covid-19 en el mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que en 2020 la economía caerá a -3%, lo que representa 6.3 puntos menos que lo que se proyectaba en enero. Lo que a su vez representaría la peor recesión desde la Gran Depresión y superando la Crisis Financiera Global.

El FMI proyecta que para el 2021 la recuperación de la economía global tendrá un crecimiento de 5.8%, esto bajo el escenario de que la pandemia se desvanece en el segundo semestre del 2020 y que se tomen medidas políticas adecuadas y efectivas para prevenir la bancarrota de las empresas, el desempleo por largos periodos y que se garantice un buen desempeño del sistema financiero.

Estas perspectivas de crecimiento de la economía a corto y mediano plazo dependen principalmente de (Arias, 2020):

  • El plazo que se tarde para contener la expansión del virus.
  • La capacidad de tratar y recuperar la población afectada.
  • El tiempo para descubrir un tratamiento contra el virus.
  • La capacidad de los países de brindar apoyo a las personas afectadas por la paralización de actividades.
  • El nivel de preparación para regresar a la actividad normal una vez contenido el virus.

El Sector Agroalimentario

Existen cinco canales a través de los cuales el Covid-19 afecta al sector agroalimentario de las Américas:

  1. La desaceleración o posible recesión económica mundial.
  2. Los tipos de cambio.
  3. Los precios internacionales.
  4. El comercio internacional.
  5. La aversión al riesgo y ambiente financiero.

Por otra parte, las cuarentenas, los cierres de fronteras, las interrupciones de los mercados, la cadena de suministro y el comercio son algunos de los puntos limitantes que enfrenta el sector agroalimentario como parte del impacto del Covid-19 y que pueden poner en riesgo la seguridad alimentaria mundial (FAO, 2020).

Hasta el momento el suministro de alimentos y los mercados han permanecido estables, pero se evidencian cuellos de botella por movilización de alimentos de un punto a otro, que ocasionan que el tiempo de traslado aumente y alimentos perecederos como frutas y hortalizas puedan dañarse en el camino. Entre abril y mayo, se espera que las interrupciones en las cadenas de suministro de alimentos aumenten. Algunos factores simples que pueden afectar a productores y proveedores son: la escasez de fertilizantes y medicamentos veterinarios, el cierre de restaurantes y la menor frecuencia de compras en los supermercados que reducen la demanda de productos frescos y pesqueros, las restricciones al turismo y la suspensión de los comedores escolares (FAO, 2020).

En algunos casos específicos como el del arroz, se ha dado un aumento en los precios internacionales, por tratarse de un producto básico en muchas culturas. No obstante, la tendencia de los precios internacionales de los alimentos apunta a la baja, ya que en términos generales los principales factores de la demanda se ven afectados por la disminución de los ingresos y la predisposición de las personas a ahorrar bajo la perspectiva de una recesión mundial. Los que corren un mayor riesgo son los países en desarrollo, esto debido a que el Covid-19 puede provocar una reducción de las producciones intensivas en mano de obra como la agricultura y la pesca, así como afectar los ingresos y medios de subsistencia (FAO, 2020).

Sin embargo, gracias a que el sector agroalimentario tiene como principal característica ofrecer productos de primera necesidad como son los alimentos, se puede ver menos afectado por los efectos económicos del Covid-19, si se pone en comparación con los efectos observados en el sector servicios y de manufacturas, por ejemplo (Arias, 2020).

Esto es refirmado con datos obtenidos en el mes de marzo, donde según datos publicados por The Economist, en los supermercados británicos las ventas del mes de marzo aumentaron un quinto en comparación con el mismo mes en 2019. Este comportamiento se debe a que las personas están comprando con menor frecuencia, pero en mayor proporción para evitar salir de sus casas y tratando de prever en muchos de los casos posibles desabastecimientos que se puedan dar en ciertos mercados (Arias, 2020).

Como partners de Eurofins en Latinoamérica contamos con un portafolio de servicios especializados en tema de COVID, actividad virucida y microbiana en desinfectantes y ansépticos, consúltanos en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bibliografía

FAO. (2020). Pandemia del COVID-19, su impacto en la alimentación y la agricultura. Recuperado de: http://www.fao.org/2019-ncov/q-and-a/impact-on-food-and-agriculture/es/


Arias, J. (2020). La economía, el sector agroalimentario y el Covid-19. Recuperado de: https://blog.iica.int/blog/economia-sector-agroalimentario-covid-19

 

Eurofins, Salud, Latinoamérica, Agricultura, Alimentación Mundial, Covid-19

Autor: Alexandra Murillo Zamora