Fraude Alimentario: el falso etiquetado en productos de la pesca

La información que se encuentra en el etiquetado de los alimentos es el medio directo por el cual se transmite al consumidor los ingredientes, calidad o valor nutricional de los productos. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) promueve el educado etiquetado, ya que es la manera de mantener la salud de los consumidores, previniendo enfermedades relacionadas con la dieta, considerando el etiquetado como medio por el cual el consumidor toma la decisión de compra. La FAO en colaboración con la OMS (Organización Mundial de la Salud) asesoran a la CCA (Comisión del Codex Alimentarius) puesto que es el organismo que estable las normas internacionales para el etiquetado de los alimentos.

El principal objetivo de la Norma general para el etiquetado de los alimentos preenvasados (CXS 1-1985) impuesta por la CCA como instrumento clave para brindar al consumidor la información adecuada, es evitar que los oferentes de alimentos engañen intencionalmente al consumidor. Siendo el incorrecto etiquetado y la sustitución de especies los tipos de fraude más comunes en productos de pesca. Para los demandantes resulta difícil identificar un incorrecto etiquetado cuando las características del pescado no se logran apreciar una vez que ha sido procesado el producto.

Acciones habituales de fraude en la etiqueta de productos pesqueros:

  • Etiquetado incorrecto para ocultar el origen geográfico de especies de peces que capturan de manera ilegal.
  • Una especie de bajo valor económico es reemplazada por una variedad de mayor valor económico para aumentar ganancias.
  • Uso de aditivos alimentarios como un agente aglutinante de agua, con el fin de aumentar el peso del producto.
  • Uso de aditivos alimentarios de manera ilegal como el monóxido de carbono con el objetivo de mejorar la calidad visual de los productos.
  • Adición de agua de glaseado a los productos congelados para aumentar el peso.
  • Con el fin de aumentar el peso de los productos procesados se utilizan ingredientes como masa o pan rallado, los cuales no se encuentran en la información de la etiqueta.


En la última década por medio de estudios, documentales y medios de comunicación se ha evidenciado el fraude en los productos de pesca tanto en mercados nacionales como internacionales. El incorrecto etiquetado se ha dado en toda la cadena de comercialización, desde el desembarque hasta el procesamiento, distribución y venta estas especies. Así como en la importación y exportación de estos productos.

Aun cuando el fraude pesquero es un problema que se ha dado desde tiempo atrás, la cantidad de incidencias que se ha reportado en los últimos años ha mostrado un crecimiento global. Evidencia global de fraude pesquero:

  • La USP (United States Pharmacopeia) publicó que entre el 2008 y 2010 del total de incidencias por fraude alimenticio el sector pesquero representó un 12%.
  • Investigación sobre fraude alimentario realizada por INTERPOL- Europol en 2015 en 57 países, donde se identificó el pescado como el tercer alimento de mayor riesgo a fraude alimentario. (Europol, 2016)
  • Un estudio global publicado en el 2016, en cual se revisó alrededor de 200 estudios anteriores sobre fraude alimenticio en 55 países en todo el mundo, identificó que en promedio el 20% de las muestras de peces que se analizaron estaban mal etiquetadas. (Oceana, 2016)
  • Un estudio publicado en 2017 realizado por las autoridades italianas sobre el incumplimiento del etiquetado de los productos pesqueros importados determinó que el 22.5% de los productos se encontraban mal etiquetados. (Guardone, 2017)
  • Oceana detectó en una prueba realizada en 24 estados de Estados Unidos, que el 20% de los 499 pescados comprados que analizaron estaban etiquetados incorrectamente, del total de mariscos que se consume en este país el 90% se importa, lo cual crea sospecha de venta de pescado importando que se etiqueta como pescado local. (Gibbens, 2019)

¿Cómo abordar el fraude alimentario?

Los avances científicos más recientes recomiendan identificación molecular, el código de barras de ADN y la secuencia de la próxima generación como la solución para controlar el fraude alimentico, por lo cual son fundamentales las herramientas analíticas para identificar el fraude y abordar el problema. El 24 de abril del 2018, alrededor de 70 representantes de la industria alimentaria discutieron sobre el tema de falsificación de alimentos, en la conferencia el Dr. Markus Zell y el Dr. Ilka Haase de Eurofins mostraron las formas de identificar analíticamente las falsificaciones y como prevenirlas.

  • Caja de herramientas analíticas (se planteó desde tecnología de microscopía y sensores, a través de los métodos químicos y cromatográficos húmedos, hasta los análisis biológicos moleculares). (Dr. Zell, 2018)
  • Autenticidad, calidad y seguridad de los alimentos (análisis de ADN y secuenciación de la próxima generación. Los productos y sus mezclas pueden separarse en secuencias individuales por medición e identificarse a través de bases de datos específicas). (Dr. Haase)

Conclusión

El fraude en el etiquetado de alimentos de pesca requiere mayor regulaciones que se conviertan en sanciones penales, es importante resaltar que la salud de los consumidores se ve expuesta ante esta problemática mundial. Las etiquetas deben brindar a los consumidores los datos necesarios y correctos para que puedan tomar la decisión de compra sin poner en riesgo su salud. Las autoridades requieren implementar en definitiva herramientas analítica para la identificación de especies, tanto en mercados nacionales como internacionales.

Referencias


Eurofins. (2018). Food Fraud Conference 2018 von Eurofins und foodactive e.V. Recuperado 26 enero, 2020, de https://www.eurofins.de/lebensmittel/food-news/food-testing-news/fachtagung-food-fraud-2018/


EUROPOL. (2016). OPERATION OPSON V - REPORT. Recuperado de https://www.europol.europa.eu/publications-documents/operation-opson-v-report


FAO. (s.f.). Etiquetado de alimentos. Recuperado 20 enero, 2020, de http://www.fao.org/food-labelling/es/+


FAO. (2018). OVERVIEW OF FOOD FRAUD IN THE FISHERIES SECTOR. Recuperado de http://www.fao.org/3/i8791en/I8791EN.pdf


Gibbens, S. (2019, 7 marzo). Oceana halla pescado mal etiquetados en 24 estados de EEUU. FIS Estados Unidos. Recuperado de https://fis.com/fis/worldnews/worldnews.asp?monthyear=&day=7&id=101858&l=s&special=&ndb=1%20target=


Guardone, L., Tinacci, L., Costanzo, F., Azzarelli, D., D’Amico,, P., Tasselli, G., . . . Armani, A. (2017). DNA barcoding as a tool for detecting mislabeling of fishery products imported from third countries: An official survey conducted at the Border Inspection Post of Livorno-Pisa (Italy). Recuperado 22 enero, 2020, de https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0956713517301822


OCEANA. (2016). Deceptive Dishes: Seafood Swaps Found Worldwide. Recuperado de https://usa.oceana.org/publications/reports/deceptive-dishes-seafood-swaps-found-worldwide

 

Fraude Alimentario, Etiquetado Nutricional, Acuicultura, Fraude, Pesca

Autor: Sharon Rodríguez Zamora