El Color de los Huevos y relación con sus Componentes

El huevo es uno de los alimentos más comunes dentro de la dieta humana, hoy en día más que nada por su alto componente de proteínas. Se pueden comprar por unidades, de media o una docena o hasta en un maple de 30 unidades y se pueden encontrar recorriendo las góndolas de los supermercados o las verdulerías.

Pero a pesar de ser uno de los alimentos que generalmente se encuentra en la heladera, hay una serie de dudas que surgen: ¿Por qué hay huevos de cáscara blanca y marrones? ¿Por qué algunos se rompen y otros son más resistentes? ¿Por existen de diferentes tamaños? ¿Hay huevos azules o verdes? ¿Por qué los de color suelen ser más caros?

Que son más nutritivos, que la cáscara es más resistente, que son más sanos... Los huevos esconden mitos históricos que se centran en la diferencia de sus dos estilos: los blancos y los de color. Incluso el precio puede variar considerablemente sólo por el color que tienen unos y otros, pero la pregunta se repite: ¿a qué se debe el color de cada uno? Vamos a aclarar algunas dudas.


Termorregulación y Pigmentación

La supervivencia del embrión dentro del huevo depende de que se mantenga en un rango limitado de temperatura y esas necesidades de “termorregulación” explican el papel clave de la pigmentación y coloración en los huevos. Las aves que viven en hábitats fríos tienen huevos más oscuros, que se calientan más rápido que otros más claros. Los científicos también verificaron que los huevos más oscuros efectivamente se calientan más rápido que los claros, y mantienen esa temperatura por más tiempo.

Por otro lado, se puede decir que el color viene determinado por los pigmentos que impregnan al huevo mientras éste se abre paso por el oviducto de la gallina, siendo por tanto un proceso (este de la pigmentación) que dependerá de la raza de la gallina (según el tipo de raza así será el color del huevo), por lo que será un factor genético.

De hecho, la variedad es mayor: también existen algunas que ofrecen huevos azules o moteados. A través del color de la cáscara, por tanto, obtenemos pistas sobre el origen de la gallina. Según explican los especialistas, la diferencia entre los huevos blancos y los marrones tiene que ver con la gallina de la que proceden y su raza. Si se trata de una gallina de plumas blancas, los huevos serán blancos. En tanto si provienen de una marrón, los huevos tendrán este color.


¿Varía la calidad y por lo tanto el precio entre unos y otros?

Teniendo en cuenta lo anterior, el lector se preguntará a qué se debe la diferencia de precio entre los dos tipos de huevo. Hay una explicación y tiene que ver con el costo de producción. Las gallinas que ponen huevos marrones suelen ser de una raza de mayor tamaño, por lo que necesita mayores cantidades de comida y por tanto una inversión superior en manutención. Allí sí hay una variante importante, ya que la calidad del alimento que consuma el ave es el factor más decisivo en la calidad del huevo resultante.

Si usted elegía pagar un precio más alto por los huevos de color porque creía que éstos eran de más calidad o con mayores nutrientes, debe saber que fue estafado. La calidad y las propiedades de este alimento no se definen por el color de su cáscara, así que al comprarlos lo que tendrá que tener en cuenta es su frescura


Conclusión

El color no afecta para nada a las propiedades del huevo ni al sabor del mismo, pues el valor nutricional de un huevo blanco y otro marrón es casi idéntico, así como que la alimentación del animal será lo que determine el posterior sabor del huevo.
Esperamos haber despejado algunas dudas que quizás tenías hace años y recuerda consumir huevo porque es muy nutritivo y debería estar en los básicos de toda dieta

 

Referencias

www.clarinrural.com.ar


www.infobae.com.ar

 

Salud, Alimentación, Calidad, Avicultura, Huevos

Autor: Paula Regina Zuccarelli