Antibióticos en leche en polvo

La leche en polvo es el producto obtenido mediante la eliminación del agua de la leche, también es conocida como leche deshidratada. Su uso es para una variedad amplia de alimentos en diferentes industrias como panadería, bebidas, confites, productos lácteos, productos nutricionales, alimentos preparados, carnes procesadas y mariscos, condimentos y saborizantes, helados, alimentos para animales y productos para lactantes, entre otros. (Dairy Export Council, 2017)

Los principales componentes de la leche en polvo son proteínas, lactosa y la grasa láctea. Para generar los mejores rendimientos y adecuación para sus diferentes usos, el Codex Alimentarius tiene los lineamientos permitidos de los diferentes aditivos y/o ajustes de contenido nutricional necesarios para su calidad. (FAO, 2011)

 

Inocuidad y residuos de medicamentos veterinarios

 

Durante la producción de la leche se debe reducir a lo más mínimo la contaminación procedente de los animales (vacas lecheras) o del medio ambiente; cabe resaltar que un contaminante se entiende cualquier agente biológico o químico, materia extraña u otras sustancias no añadidas intencionalmente a los alimentos y que pueden comprometer la inocuidad o la aptitud de los alimentos. (FAO, 2011)

El consumo de leche contaminada por residuos veterinarios, si bien es algo que debe ser mínimo, aún sigue siendo un problema de salud pública; a medida que hay un aumento en la consciencia de lo que se consume también se ha dirigido mayor atención a este tipo de contaminación. Los límites máximos permitidos de este tipo de contaminantes son estrictamente regulados por normativas como el Codex Alimentarius y las de la Unión Europea, podrían existir algunos reglamentos locales los cuales se le recomiendan revisar en detalle.

La cantidad presente de estos contaminantes depende de las dosis y vía de aplicación, los más comunes son las suilfonamidas y nitrofuranos ya que se utilizan para afecciones comunes en las vacas como la inflamación de la ubre conocida como mastitis, también otros productos como plaguicidas que se aplican para combatir las moscas y garrapatas. La leche es una vía natural de la eliminación para los antibióticos y sus metabolitos, es por ello la importancia de llevar un control de inocuidad en todas las fases por las que pasa. (Salas & EtAl, 2013)


Por ser la leche deshidratada subproducto de un proceso de la leche líquida, siempre es recomendable monitorearla desde la etapa más temprana de producción. De esta manera se puede tener la visualización completa de nuestras materias primas y qué obtendremos para nuestros productos finales, en estos monitoreos podemos detectar el ingreso de los residuos de medicamentos a nuestra cadena de producción.

 

Conclusión

 

¿Cuál es el fin de tener un monitoreo riguroso? El fin es poder tomar decisiones para señalar una leche que no debe consumirse y evitar que la misma entre al proceso productivo. Según el Codex Alimentarius la leche cruda entera así como la leche deshidratada no son diferentes y ambas pueden contener residuos de medicamentos veterinarios. Al momento de utilizar leche en polvo para la producción de otros alimentos es necesario obtener datos durante todo el proceso de elaboración de los mismos para tener el control de estos residuos y conocer su trazabilidad.

Tomar en cuenta también la importancia de conocer de donde proviene la leche y si se inyectan medicamentos a las vacas lecheras, esta es la fuente de información para definir las sustancias que debemos monitorear.

Recordemos que la leche en polvo es de consumo humano tanto para adultos como niños, los programas de control de la calidad, rotulación, residuos veterinarios, contaminantes y pesticidas son sumamente importantes en esta industria porque tienen como objetivo velar por la inocuidad de los alimentos y cumplir con los requerimientos de mercado nacional e internacional.

Si tiene un listado de referencia de residuos de medicamentos veterinarios que desea, podemos apoyarle con dichos análisis, como socios comerciales de Eurofins para Latinoamérica, dejamos a su disposición nuestro amplio portafolio de servicio para leche y la industria láctea: análisis de materia grasa láctea, colesterol, pesticidas, aflatoxinas, pirlimicina, bencimidazoles, eritromicina, melamina, cloranfenicol, avermectinas, sulfonamidas, tetraciclinas, trimetoprim, beta lactámicos, metales, vitaminas, perfil de azúcares, dioxinas, alérgenos, entre otros. (Eurofins, 2021)

¡Escríbanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para más consultas!

Referencias

Dairy Export Council. (2017). Utilización de las leches en polvo. Obtenido de Think USA Dairy: https://www.thinkusadairy.org/es/inicio/productos-lacteos-estadounidenses/leches-en-polvo/utilizacion-de-leche-en-polvo 
Eurofins. (2021). Analysis of Milk and Dairy Products. Obtenido de Eurofins: https://www.eurofins.de/food-analysis/industries/milk-and-dairy-products/ 
FAO. (2011). Leche y Productos Lácteos. Obtenido de Codex Alimentarius: http://www.fao.org/3/i2085s/i2085s.pdf 
Salas, P., & EtAl. (2013). DETERMINACIÓN DE RESIDUOS DE ANTIBIÓTICOS BETALACTÁMICOS MEDIANTE UN ENSAYO INMUNOENZIMÁTICO EN LECHE DE VACAS TRATADAS CONTRA MASTITIS. Obtenido de Scielo: http://www.scielo.org.pe/pdf/rivep/v24n2/a17v24n2.pdf 

Eurofins, Control de Calidad, Análisis de Laboratorio, Antibióticos Veterinarios, leche en poolvo

Autor: Karen Dávila