esenfrdeit
  • Blog
  • Fibra en alimentos, ¿qué saber de ella y cómo medirla?

Fibra en alimentos, ¿qué saber de ella y cómo medirla?

Empecemos definiendo qué es la fibra: es un componente vegetal específicamente polisacáridos como celulosas, pentosas y lignina. Son altamente resistentes a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas. Es por esto que la fibra tiene un papel importante en la defecación y en el mantenimiento de la microflora del colon.

Beneficios del consumo de fibra

Entre las principales ventajas que obtenemos con la incorporación de fibra en nuestra dieta encontramos:

  1. Ayuda al control de los niveles de azúcar
  2. Mejora la salud intestinal
  3. Ayuda a reducir la absorción del colesterol

¿Cómo clasificarla?

Dentro de este concepto amplio de fibra, encontramos distintos tipos o clasificaciones de esta. Al usar distintas metodologías de medición obtenemos la primera clasificación: fibra cruda y fibra dietaria. La fibra cruda es el residuo obtenido tras el tratamiento de los vegetales con ácidos y álcalis, en otras palabras, la sustancia orgánica sin grasa que es insoluble en soluciones diluidas de ácidos y bases. La fibra dietaria es todo tipo de sustancias, sean fibrosas o no, y que, por tanto, incluye la celulosa, la lignina, las pectinas, las gomas, etc; son un requerimiento dietético esencial para humanos y animales.

Otra clasificación se obtiene a partir de las diferencias en pesos moleculares: fibra de bajo peso molecular y fibra de alto peso molecular. La fibra de alto peso molecular puede ser soluble o insoluble. Ejemplo de ella son los almidones resistentes capaces de resistir a la digestión y se mantiene íntegro a lo largo del tracto gastrointestinal. La fibra de bajo peso molecular es solubles, en esta clasificación encontramos a la inulina, FOS (fructooligosacáridos), GOS (galactooligosacáridos), polidextrosa, maltodextrinas, entre otros.

¿Por qué y cómo medirla?

Existen diversos productos de panadería y pasta, fórmulas infantiles y alimentos para bebés, bebidas, piensos y alimentos para mascotas que han sido enriquecidos con fibra como aporte a la fórmula nutrimental del producto. Por lo tanto, analizar el contenido de fibra en productos de este tipo es importante y así mismo, es importante utilizar la metodología que sea más adecuada a cada caso.

La fibra cruda puede medirse con una metodología simple como el método no enzimático-gravimétrico. Aquella de alto peso molecular, la metodología AOAC 985.29; AOAC 991.43 es adecuada. Sin embargo, para el caso de la fibra de bajo peso molecular es importante incluir una metodología sensible, como es el caso de los métodos AOAC 2009.01; AOAC 2011.25; AOAC 2017.16.

Nuestros servicios

En TSI Life Science Advance ofrecemos en nuestro portafolio de servicios, análisis de acuerdo con todas las metodologías mencionadas para que se ajuste a su necesidad. Con nuestra asesoría, recibirá el análisis que le permita evaluar adecuadamente sus productos y recibir los resultados que necesita y espera. Si quieres conocer más no dudes en escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., nos encantará atenderte.

Eurofins, Inocuidad Alimentaria, Control de Calidad, Análisis de Laboratorio, Análisis de alimentos, control de alimentos

  • Creado el
Autor: Paola Calvo