¿Cómo podemos mejorar nuestra salud? …con 5 al día es la respuesta

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro de los diez factores de riesgo que están aumentando las probabilidades de sufrir una enfermedad crónica como diabetes, obesidad, cardiopatías, o incluso el cáncer, es el bajo consumo de frutas y verduras. Aunque la OMS recomienda que las personas entre 9 y 59 años deberían consumir un mínimo de 400 g diariamente para el año 2002 el consumo actual estimado se ubicó en 100g en los países en vía de desarrollo y de 450 g en algunos países de Europa occidental; no obstante, en España este valor se ubicó en 2005 en 153 g.

¿Qué son las frutas y las verduras?

Para poder construir un plan de alimentación adecuado que incluya el consumo de frutas y verduras lo primero que se debe tener claro es la definición clara de qué es una fruta y qué es una verdura. A pesar de que estos son conceptos con los que se está familiarizado desde la infancia, y pareciera que fueran de dominio popular, hay diferencias en los términos que varían de país a país. El tener unas definiciones estandarizadas, por lo menos a nivel regional, facilitarían la creación de programas para estimular su consumo, el uso de metodologías y la comparación de indicadores.

Según la horticultura, o cultivo en huerto, las plantas comestibles se dividen en frutas y verduras; siendo las frutas aquellos frutos de las plantas que generalmente son dulces de modo natural o suelen endulzarse con azúcar antes de consumirlos y son consumidos como postres o pasabocas. Por otra parte, las verduras son la mayoría plantas con raíces, blandas, su consumo es casi siempre cocido, acompaña platos grandes como la carne, el pescado u otros; normalmente, se les añade sal y muy raramente tienen sabor dulce.

Según la FAO en los últimos 50 años, los niveles de obesidad han seguido creciendo a tasas más altas que el consumo de frutas y verduras que sólo cambio de 36% a un 40%. A nivel mundial el consumo de verduras se ha incrementado en un 20% y el de frutas en un 11%. Los países líderes en este consumo son China, donde estos productos aportaron en el 2011 el 56% del total del consumo de alimentos y Cuba en el que esta cifra está cerca del 50%. En Europa, los líderes en este indicador son Reino Unido y Alemania con un 13% y 8% respectivamente; mientras tanto en Latinoamérica, en Brasil el consumo de frutas y verduras se ubica en un 17% y en México en un 15% de total de su dieta diaria.

Pero, finalmente, ¿Qué es 5 al día?

5 al día es una estrategia mundial de promoción del consumo de frutas y verduras frescas, empezó en 1989 en Estados Unidos y, hoy en día, está presente en más de 40 países en todos los continentes. Su objetivo es cambiar los hábitos alimenticios y, de esta manera, contrarrestar las fatales consecuencias que el bajo consumo de frutas genera en la salud. Su nombre de 5 al día proviene de la recomendación que la comunidad científica hace de consumir esta cantidad de raciones para tener un plan de nutrición balanceado. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la OMS, la FAO y del Instituto Europeo para la Investigación del Cáncer. Igualmente, en la mayoría de los países donde esta iniciativa ya hace parte de políticas públicas cuenta con el apoyo de organizaciones públicas y privadas, gremios del sector agrícola y universidades entre otros.

Por la importancia del tema, cada año se realiza un congreso internacional. Este es un espacio en el que se comparten conocimientos, experiencias e información sobre la promoción de esta estrategia y soluciones comerciales y logísticas que permitan aumentar el consumo. El próximo evento, el XIII Congreso Internacional para la Promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas en Polonia se celebrará los días 18, 19 y 20 de septiembre en Polonia. En Latinoamérica, este movimiento es especialmente conocido en Argentina, Chile, México, Perú, & Colombia; precisamente este último país fue la sede del Congreso en 2017.

Es inquietante y preocupante que, en Latinoamérica, una región donde por la diversidad de zonas geográficas la riqueza en frutas y verduras es incuestionable, el consumo de estos sea más bajo del adecuado. El mejoramiento de nuestras condiciones de salud está en nuestras manos y con un acceso envidiable; por lo cual, se debe propender por seguir trabajando en la consolidación y el fomento al consumo de frutas que además ayudara a los agricultores de nuestros países.

Referencias

Urbe, R.E. (2015). Ingesta de Frutas, Verduras y sus Motivaciones, Barreras para consumir 5 porciones al día en los estudiantes de Nutrición de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Tesis inédita de licenciatura) Universidad Nacional Mayor De San Marcos, Lima, Perú.

INFORME SOBRE LA SALUD EN EL MUNDO 2002, reducir los riesgos y promover una vida sana. (2002). Ginebra: Organización Mundial de la Salud, pp.16,55.

Ministerio de Salud y Protección Social (2013). Perfil nacional de consumo de frutas y verduras. Bogotá: Subdirección de Salud Nutricional Alimentos y Bebidas Ministerio de Salud y Protección Social Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO, pp.23,26.

 

Salud, Seguridad Alimentaria, OMS, Frutas frescas, Vegetales frescos