¿Cómo afecta la Escherichia coli en la salud humana?

Escherichia coli (E.coli) es una bacteria ubicada en el intestino de los seres humanos y otros animales de sangre caliente. Existen diversos tipos, de los cuales la mayoría son inofensivos, no obstante, algunos son patógenos y pueden provocar graves enfermedades, produciendo distintos síntomas, entre ellos la diarrea.

Con base a el mecanismo de patogenicidad y los síntomas las cepas de E. coli que provocan diarrea se clasifican en 6 grupos:

  1. Escherichia coli enterotoxigénica (ETEC)
  2. Escherichia coli enterohemorrágica o verotoxigéncia (EHEC/VTEC/STEC)
  3. Escherichia coli enteroenvasiva (EIEC)
  4. Escherichia coli enteropatogénica (EPEC)
  5. Escherichia coli enteroagresiva (EAEC)
  6. Escherichia coli con adherencia difusa (DAEC)

En el siguiente cuadro se detalla la caracterización de los grupos de E.coli causantes de diarrea:


Tabla 1. Principales características y diagnóstico de los grupos patógenos de Escherichia coli. (2002) por Rodríguez-Angeles. 

Como se muestra en la tabla anterior E.coli afecta a cualquier persona que se exponga a dicha bacteria, sin embargo los niños pequeños y los adultos mayores son más propensos a contagiarse, así como a desarrollar los síntomas más graves. La mayoría de los adultos se recuperan de una contaminación por E.coli aproximadamente en dos semanas, sin embargo los niños y los adultos mayores por lo general presentan síntomas renales que pueden llegar a ocasionar la muerte.

La bacteria de E. coli se puede transmitir a través de la contaminación fecal del agua y los alimentos, por contaminación cruzada o por contacto directo al procesar los alimentos. Entre los productos más susceptibles a ser contaminados se encuentran las carnes, productos lácteos, productos frescos y semillas germinadas.

Medios de contaminación más comunes:

  • Suelos abonados por estiércol animal.
  • Semillas contaminadas en el terreno, durante la cosecha, en el almacenamiento o en el transporte.
  • Fuentes de agua contaminadas (riego de cultivos, aguas residuales o aguas superficiales).
  • Contacto humano (en la manipulación de los cultivos o elaboración de los alimentos).
  • Malas prácticas en la matanza de los animales o poca higiene en los mataderos.
  • Plagas de insectos y animales silvestres o vectores nematodos.

Miles de personas se enferman anualmente por contaminación a causa de la bacteria E.coli y muchos de estos casos conllevan a la muerte. Entre los brotes de infección por E. coli más alarmantes a nivel global en los últimos años se encuentran:

  • El 19 de mayo del 2019 diez estados de los Estados Unidos habían reportado al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) 196 personas contagiadas de E. coli, de las cuales 28 fueron hospitalizadas. Del total de los casos el 52% eran mujeres. La edad promedio de los afectados fue de 19 años. Se ha determinado que el consumo de carne molida contaminada fue la causa de este brote. (CDC, 2019)
  • Para el 14 de julio del 2016 se habían detectado 105 casos de E. coli en Reino Unido, de los cuales 4 fueron hospitalizados y 2 fallecieron. (WHO, 2016)
  • Para julio del 2011 en 16 países de Europa y América del Norte se habían reportado 4075 casos y 50 muertes debido a un brote de E. coli que inició ese mismo año. (WHO, 2011)

Conclusión

Es importante tomar medidas que prevengan la contaminación de los alimentos y productos. Por medio de análisis de laboratorio se logra medir la cantidad de materia fecal que se encuentra en el agua y los alimentos, es fundamental que los mercados locales, de importación y exportación adopten medidas estrictas con los productos que se están comercializando en pro de la salud del consumidor.


Con Grupo Eurofins te brindamos el acceso a pruebas analíticas para determinar una gran cantidad de microorganismos patógenos y sus toxinas tales como Escherichia coli. Asimismo se analizan una gran cantidad de alimentos y productos de consumo. Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bibliografía

Centers for Disease Control and Prevention. (s.f.). (2019). E. coli (Escherichia coli). Recuperado 13 febrero, 2020, de https://www.cdc.gov/ecoli/2019/o103-04-19/updates-esp.html


Condalab. (2019, 24 junio). Retrospectiva de la importancia de Escherichia coli en la salud humana. Recuperado 13 febrero, 2020, de https://www.condalab.com/int/es/blog/retrospectiva-de-la-importancia-de-escherichia-coli-en-la-salud-humana-n15


Eurofins. (s.f.). Food Microbiology. Recuperado 13 febrero, 2020, de https://www.eurofins.com/food-and-feed-testing/food-testing-services/microbiology/


FAO. (s.f.). Prevención de E. coli en los Alimentos. Recuperado 18 febrero, 2020, de http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/agns/pdf/Preventing_Ecoli_es.pdf


Rodríguez- Angeles, G. (2002). Principales características y diagnóstico de los grupos patógenos de Escherichia coli. Recuperado 12 febrero, 2020, de https://www.medigraphic.com/pdfs/salpubmex/sal-2002/sal025k.pdf


World Health Organization. (2011, 22 julio). Outbreaks of E. coli O104:H4 infection: update 30. Recuperado 18 febrero, 2020, de http://www.euro.who.int/en/health-topics/disease-prevention/food-safety/news/news/2011/07/outbreaks-of-e.-coli-o104h4-infection-update-30


World Health Organization. (2016, 20 julio). Escherichia coli enterohemorrágica – Reino Unido. Recuperado 18 febrero, 2020, de https://www.who.int/csr/don/20-july-2016-ehec-uk/es/

 

E. coli, Salud, Contaminación, Alimentos, Higiene, Detección de Patógenos

Autor: Sharon Rodríguez Zamora