Medicamentos, contaminantes de las aguas

Los productos farmacéuticos, específicamente los medicamentos, son aquellas sustancias medicinales con propiedades para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar o curar enfermedades y modificar funciones fisiológicas o el estado mental de las personas. Son elementos fundamentales de la medicina moderna y tradicional, por lo que deben ser absolutamente seguros, de buena calidad y usarse racionalmente. (CedimCAT, 2017)

Sin embargo, lo que puede acabar con un problema, como lo es un malestar físico o psicológico, puede iniciar otro, tal como lo es la contaminación de las aguas; ya que el uso generalizado de los productos farmacéuticos recetados o de venta libre ha dado lugar a una descarga continua de esos productos y sus metabolitos en las aguas residuales. Los métodos analíticos con alta sensibilidad han demostrado que existen trazas de productos farmacéuticos en concentraciones muy bajan en las aguas residuales, fuentes de aguas y aguas potables.

Existen varias vías por la cuáles puede llegar a las fuentes de agua, por ejemplo: al consumir medicamentos los mismos se excretan por la orina y llegan hasta las aguas residuales, al no existir mecanismos de depuración 100% eficaces los mismos permanecen en los cuerpos de agua en los que se destinan las aguas después de su tratamiento., también la mala disposición de los medicamentos, por ejemplo disponerlos en el inodoro o fregaderos y por medio de los de los efluentes de instalaciones de fabricación o producción insuficientemente controladas, principalmente las relacionadas con los medicamentos genéricos. (González, 2013)

Aunque las bajas concentraciones de estas sustancias no suponen un riesgo inmediato para las personas, es preocupante el efecto a medio y largo plazo, como la aparición de patógenos resistentes a los antibióticos y los efectos en el ecosistema, estos residuos de medicamentos unidos a otros contaminantes pueden causar problemas en la reproducción de las especies marinas, bajar las defensas de su sistema inmunitario, disminuir su fertilidad, inducir a un cambio de sexo y un descenso en la población de diversas especies. (Infac, 2016)

Lo anterior se ha convertido en un tema de interés para la comunidad científica y se ha definido como: Ecofarmacovigilancia, que es la ciencia y actividades relacionadas con la detección, evaluación, comprensión y prevención de los efectos adversos de los fármacos en el medio ambiente. (CCSS, 2017)

El primer paso para evitar que estos componentes lleguen a las aguas es la prevención, lo cual consiste en suministrar mejor información a los consumidores sobre el uso y la eliminación adecuada de los productos farmacéuticos, además de programas de recuperación de medicamentos. Dado que no es posible evitar al 100% que los medicamentos se contacten con las fuentes de agua es importante mejorar los métodos de tratamiento de aguas residuales, ya que es la principal vía de ingreso. (CCSS, 2017)

Referencias

CCSS. (2017). Ecofarmacovigilancia . San José: Centro de Información de Medicamentos.

CedimCAT. (2017). Dudas sobre la medicación. Retrieved from Centro de Información de medicamentos de Catalunya : http://www.cedimcat.info

González, M. (2013). Medicamentos, los nuevos contaminantes de las aguas. BBC News.

Infac. (2016). Farmacontaminación, Impacto Ambiental de los Contaminantes. Euskadi: Centro Vasco de Información de Medicamentos.

Medicamentos, Aguas Residuales, Contaminación Ambiental, Tratamiento de Aguas