esdaenfr
  • Blog
  • Contaminantes químico-metales pesados

Contaminantes químico-metales pesados

La presencia de metales pesados puede representar una amenaza para la salud de los consumidores por eso es importante darle seguimiento y controlar su presencia en los productos de origen animal y vegetal.


En los EUA, en el pasado, había preocupación con la contaminación de plomo por las enmiendas de latas y bifenoles policlorados (PCB) de embalajes de cartón. Esas preocupaciones disminuyeron, sin embargo, todavía se usa ese tipo de material en otras partes del mundo.


Los metales pesados y los isótopos radioactivos del ambiente también pueden encontrarse en alimentos, generalmente transportados por el agua. Un ejemplo de eso es el nivel de mercurio en pescados capturados en lagos y ríos.


¿Cómo nos afecta la presencia de metales pesados en los alimentos?


La contaminación química se produce por la presencia de determinados productos químicos en los alimentos que pueden resultar nocivos o tóxicos a corto, medio o largo plazo.
Los metales pesados más importantes en cuestión de salud son el mercurio, el plomo, el cadmio, el níquel y el zinc. Algunos elementos intermedios como el arsénico y el aluminio, los cuales son muy relevantes desde el punto de vista toxicológico, se estudian habitualmente junto a los metales pesados.

¿En qué alimentos se pueden encontrar los metales pesados?

La contaminación entre los alimentos y los metales pesados proviene de diversas fuentes, las más importantes son: el suelo contaminado en el que se producen los alimentos, los lodos residuales, los fertilizantes químicos y plaguicidas empleados en agricultura, el uso de otros materiales, etc.


En los alimentos que encuentran estos contaminantes son en, productos de origen vegetal (cereales, arroz, trigo, quinua, raíces comestibles, setas, etc.) como en alimentos de origen animal (pescados, crustáceos, moluscos).


En particular, el pescado es uno de los productos más implicados en la contaminación por metales pesados debido a que estos son bioacumulables en la cadena alimentaria. Al acumularse en el medio acuático los peces los ingieren a través de su dieta y los van acumulando a lo largo de su vida, y llegan al consumidor cuando este consume dichos pescados.


Legislación referente a los metales pesados


Debido a esa toxicidad, la Unión Europea utiliza un marco legal para garantizar la seguridad alimentaria. En el Reglamento (CE) Nº 1881/2006 y en sus posteriores modificaciones se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios, entre ellos, el de los metales pesados.

Métodos para la determinación de los metales pesados

Con el objetivo de determinar una probable toxicidad, Eurofins realiza análisis de metales pesados y ofrece las mejores metodologías analíticas como: Espectroscopia, Absorción atómica, Antorcha de plasma, entre otros.

Referencias

OPS. (2015). Peligros químicos Recuperado de: https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=10849:2015-peligros-quimicos&Itemid=41432&lang=es 
Tecno Soluciones/Eurofins. (2022) Portafolio de servicios
https://tecnosolucionescr.net/16-servicios/portafolio-de-servicios/356-metales-pesados 

Eurofins, Inocuidad Alimentaria, Análisis de Laboratorio, Metales Pesados

  • Creado el
Autor: Deyne Marca