Prohibición de uso de insecticidas: carbofuran, carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol

Los insecticidas son compuestos químicos utilizados para matar insectos, tienen importancia para el control de plagas de insectos en la agricultura o para eliminar todos aquellos que afectan la salud humana y animal. Los ácaros, por ejemplo, no son insectos y pueden ser inmunes a algunos insecticidas (se eliminan con productos específico, los acaricidas).

Principales Familias de Insecticidas

  • Insecticidas organoclorados. Ejemplos: DDT, clordano, dieldrin
  • Insecticidas organofosforados. Ejemplos: malatión, temephos, chlorpyrifos
  • Insecticidas carbamatos. Ejemplos: carbaryl, carbofuran, pirimicarb
  • Insecticidas piretroides. Ejemplos: permetrina, cipermetrina, bifenthrin, cyalothrin, cyfluthrin
  • Insecticidas neonicotinoides. Ejemplos: imidacloprid, thiamethoxam
  • Insecticidas ryanoids. Ejemplos: chlorantraniliprole, cyantraniliprole, flubendiamide
  • Avermectinas.
  • IGR's. Insecticidas reguladores del crecimiento.

Áreas de Utilización

Los insecticidas se utilizan en los siguientes ámbitos:

  • agricultura
  • ganadería
  • construcción
  • veterinaria
  • medicina
  • control de plagas

Mecanismos de Acción

Los insecticidas pueden hacer acción sobre uno o diferentes de los estados de desarrollo del artrópodo y se pueden considerar ovicidas, larvicidas y adulticidas respectivamente si eliminan los huevos, la larva o el adulto. La forma más habitual de funcionamiento es mediante la inhibición de enzimas vitales. Los insecticidas pueden hacer acción sobre uno o diferentes de los estados de desarrollo del artrópodo y se pueden considerar ovicidas, larvicidas y adulticidas respectivamente si eliminan los huevos, la larva o el adulto. La forma más habitual de funcionamiento es mediante la inhibición de enzimas vitales.

Muchos insecticidas modernos actúan por contacto y por ingestión. Al ser aplicados en una planta estos penetran hasta los tejidos conductores de la misma y se reparte a través de ellos por toda la planta. Son los llamados insecticidas sistémicos. De esta forma aunque el producto al aplicarse no alcance toda la planta, no cubra toda su superficie o no caiga sobre los parásitos, la planta se convierte en venenosa para la plaga coman de donde coman.

Los insecticidas no sistémicos matan bloqueando las vías respiratorias o envenenando.

La acción del insecticida sobre el organismo puede ser la muerte a corto o medio plazo. A veces, provoca que dejen de comer o impiden la metamorfosis del insecto que a más largo plazo implica la muerte.

Efectos Secundarios en el Ser Humano

Se ha demostrado que el contacto extendido del ser humano con insecticidas puede producir indigestión, dolores de cabeza, vómitos, manchas en la piel y dolor en los ojos. También puede ocasionar reacciones alérgicas. Por sustancia tóxica o veneno se entiende cualquier sustancia química que produce efectos nocivos cuando penetra en el organismo humano. El uso abusivo de los insecticidas químicos puede traer muchas consecuencias negativas que afecta a las personas. Cuando una persona entra en contacto con un insecticida, que puede ser en una ocasión o en repetidas ocasiones, se dice que se encuentra expuesta, el efecto que puede producirle dependerá del tiempo de exposición, la nocividad del insecticida y la cantidad, como forma por la que entra la sustancia en el organismo.

Argentina: Resolución 263/18

A través de la Resolución 263/2018 publicada el 09/10/2018 en el Boletín Oficial de la República Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria decidió ponerle fin a la importación de carbofuran, carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol y sus productos formulados, “se prohíbe, a partir de la entrada en vigencia de la presente resolución, la elaboración, importación y fraccionamiento de las sustancias activas carbofuran, carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol y sus productos formulados”. 

Conclusión

Hay que llevar un control sobre los productos que se utilizan en el campo ya que, en este caso, se tomó la medida luego de haber costado la vida de 34 cóndores a causa de los insecticidas. La conciencia en cuanto al uso de los mismos y las BPA es fundamental para el bienestar de todos.

Referencias

09/10/2018: “Infocampo” Autor: Facundo Mesquida

Salud, Agricultura, Manejo Integrado de Plagas, Insecticidas