Comenzó la puesta en marcha de la Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria

FSMA (Ley de Modernización de Inocuidad de los Alimentos) de la FDA, es una ley que emitió el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el 4 de enero de 2011. Este cambio regulador tiene como objetivo transformar el sistema de inocuidad alimentaria: la industria debe utilizar medidas efectivas para prevenir la contaminación en lugar de combatirla. Si usted produce o exporta alimentos para consumo humano o animal dirigido al mercado de EE.UU., requerirá seguir ciertos lineamientos que aseguren el cumplimiento de esta nueva ley. Entre ellos podemos destacar: entrenamiento del personal que tiene contacto directo con la fruta, plan documentado del control de alérgenos, control ambiental de patógenos, aplicación de BPM, acceso y mantenimiento de registros, entre otros.

Contexto de implementación

El pasado 26 de enero se dio inicio en todo el mundo agrícola y agroindustrial exportador de alimentos a los Estados Unidos, la obligatoriedad de que los campos de producción primaria de productos vegetales con ventas anuales superiores de los USD 500.000 tengan implementado en sus campos los Planes de Control preventivo de Peligros de Contaminación durante el desarrollo de los cultivos hasta su cosecha. Este hito será puesto a prueba en forma efectiva en los países del hemisferio sur para aquellos productos que se exporten desde el 26 de julio, cuando entre en vigencia el Programa de Verificación de Proveedores extranjeros (FSVP, sus siglas en inglés) que deben cumplir los importadores.

Algunas fuentes de la FDA y organismos de la industria en Estados Unidos, han señalado que se esperaba un aplazamiento de las fechas de inicio de la normativa, ya que las capacitaciones autorizadas por la FDA a nivel global, incluyendo EE.UU., aún no logran capacitar al 50% de entidades o personas que deberían haber asistido a los cursos. 

Las fechas y programas iniciarán una “marcha blanca” a partir del 26 de julio. Por otra parte, la FDA ha publicado una nota informativa relacionada con las Auditorías de tercera parte en los países de origen, como también de la opción para los importadores, en forma voluntaria, de que alcancen el estatus de “Importadores Calificados”, lo que se traduce como agentes comerciales de bajo riesgo de inocuidad alimentaria y, por ende, menor nivel de inspecciones y supervisiones de la FDA en Estados Unidos.

Los auditores para este programa fuera de Estados Unidos no requieren registrarse por el momento, pero deben cumplir una serie de requisitos basados en los cuatro cursos obligatorios del curriculum estandarizado por la Produce Safety Alliance y/o demostrar el conocimiento y experiencia respecto de la FSMA y sus reglamentos.

La mayor exigencia adicional es tener “la total independencia de los agentes del mercado y por ende ningún conflicto de interés financiero que pueda influir en los resultados de sus auditorías”, indica el documento de la FDA.

Conclusión

Mantener los alimentos seguros para el consumo es de suma importancia, no importa dónde se producen, si son productos convencionales u orgánicos, si la compañía es grande o pequeña, o si se habla de producir o de productos ya procesados. Es por esto que la formación de la industria de alimentos será un componente importante para la implementación exitosa de la ley. Aunque los miembros de la industria alimentaria son en última instancia responsables de conseguir el entrenamiento que necesitan con las normas FSMA, la FDA reconoce la importancia de su papel en la facilitación de la formación.

El entrenamiento del FSMA abarca varios miembros de la industria de alimentos, incluyendo a los productores de alimentos nacionales y extranjeros, y los importadores nacionales. La FDA trabaja con socios en todo el mundo, incluyendo las contrapartes de regulación y las organizaciones multinacionales a favor de la formación de la comunidad global de proveedores de alimentos.

La FDA está recorriendo un camino por trabajar con socios públicos y privados a nivel mundial, para garantizar que la formación de programas que cumplan con las necesidades de aquellos que deben seguir las nuevas normas FSMA, sin importar su tamaño, naturaleza o ubicación.
Tomará tiempo y esfuerzo realizar este trabajo, y para hacerlo bien, la FDA está comprometida con asegurar que todos los involucrados en la cadena de suministro de alimentos sepan que están disponibles los recursos de formación, educación y la manera de acceder a ellos.

Referencias

www.agrositio.com
www.portalfruticola.com

Inocuidad Alimentaria, Latinoamérica, Seguridad Alimentaria, FSMA, Frutas frescas, Vegetales frescos