esdaenfr
  • Blog
  • Dióxido de Titanio como aditivo en los alimentos

Dióxido de Titanio como aditivo en los alimentos

¿Qué dicen las regulaciones de la UE sobre el uso del oxido de titanio como aditivo?

El uso de aditivos alimentarios está regulado por el Reglamento (CE) No 1333/2008 del
Parlamento Europeo y del Consejo sobre aditivos alimentarios. Solo los aditivos alimentarios
incluidos en la lista de la Unión, en particular en el anexo II de dicho Reglamento, podrán
comercializarse y utilizarse en alimentos en las condiciones de uso especificadas en el
mismo. Además, los aditivos alimentarios deberán cumplir las especificaciones a que se
refiere el artículo 14 de dicho Reglamento y las establecidas en el Reglamento de la comisión
(UE) N
o
231/2012. El dióxido de titanio (E 171) está autorizado para su uso como aditivo
alimentario (colorante alimentario) en la Unión. Dado que el dióxido de titanio (E 171) estaba
permitido en la Unión antes del 20 de enero de 2009, pertenece al grupo de aditivos
alimentarios que están sujetos a una nueva evaluación de riesgos por parte de la Autoridad
Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), de acuerdo con el Reglamento de la comisión
(UE) No 257/2010 y de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (CE) No 1333/2008.
Por lo que, la Comisión Europea solicito a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria
(EFSA) que proporcione un dictamen científico actualizado con respecto a la seguridad del
aditivo alimentario dióxido de titanio (E 171). En particular, se solicitó a la EFSA que
reevalúe la seguridad del aditivo alimentario dióxido de titani (E 171) teniendo en cuenta
todos los nuevos datos relevantes disponibles para la EFSA desde la finalización de su
reevaluación del dióxido de titanio (E 171) como aditivo alimentario en 2016.

¿Qué es el dióxido de titanio?

El dióxido de titanio (TiO2) se utiliza como colorante alimentario (E171) y, como con todos
los colorantes alimenticios, su función tecnológica es hacer que los alimentos sean más
atractivos visualmente, dar color a los alimentos que de otro modo serían incoloros o restaurar
la apariencia original de los alimentos. El dióxido de titanio también está presente en
cosméticos, pinturas y medicamentos.

¿Qué alimentos contienen dióxido de titanio?

Las principales categorías de alimentos que contribuyen a la exposición dietética de E171
son productos de panadería fina, sopas, caldos y salsas (para bebés, niños pequeños y
adolescentes); y sopas, caldos, salsas, ensaladas y sándwiches para untar salados (para niños,
adultos y ancianos). Las nueces procesadas también son una de las principales categorías de
alimentos contribuyentes para adultos y ancianos.

¿Qué dice la EFSA en su estudio del 2021 sobre la seguridad del dióxido de titanio como aditivo alimentario?

El panel concluyó que el dióxido de titanio ya no puede considerarse seguro como aditivo
alimentario. Un elemento crítico para llegar a esta conclusión es que no pudieron excluir los
problemas de genotoxicidad después del consumo de partículas de dióxido de titanio.

Después de la ingestión oral, la absorción de partículas de dióxido de titanio es baja, sin
embargo, pueden acumularse en el organismo.
El dióxido de titanio E 171 contiene como máximo el 50% de partículas en el rango nano (es
decir, menos de 100 nanómetros) a las que pueden estar expuestos los consumidores.

Evaluación de genotoxicidad del TiO2

La genotoxicidad se refiere a la capacidad de una sustancia química para dañar el ADN, el
material genético de las células. Dado que la genotoxicidad puede producir efectos
cancerígenos, es fundamental evaluar el posible efecto genotóxico de una sustancia para
llegar a una conclusión sobre su seguridad.
Después de realizar una revisión de toda la evidencia científica la EFSA concluyó que no se
puede descartar una preocupación por la genotoxicidad de las partículas de TiO2. Sobre la
base de esta preocupación, los expertos de la EFSA ya no consideran que el dióxido de
titanio sea seguro cuando se usa como aditivo alimentario. Esto significa que no se puede
establecer una ingesta diaria aceptable (IDA) para E171.
La evaluación de la EFSA está relacionada con los riesgos del TiO2 utilizado como aditivo
alimentario, no con otros usos.

¿Cuál es el papel de los organismos?

En su papel de gestores de riesgos, la Comisión Europea y los Estados miembros ahora
evaluarán sobre el asesoramiento científico de la EFSA y decidirán sobre las medidas
reglamentarias o los consejos adecuados para los consumidores. Cualquier decisión
legislativa o reglamentaria sobre las autorizaciones de aditivos alimentarios es
responsabilidad de los gestores de riesgos.

¿Nosotros en TSI-eurofins que ofrecemos?

Nosotros contamos con el análisis de dióxido de titanio (TiO2) para granos de cereales,
piensos (procesados), alimentos/piensos, plantas, no alimentarios. A tal solo una llamada
contáctenos en TSI o a solo una pestaña contacto.

Referencias


EFSA. (2021). Titanium dioxide: E171 no longer considered safe when used as a food

additive. (accesado el 24 de mayo de: https://www.efsa.europa.eu/en/news/titanium-dioxide-
e171-no-longer-considered-safe-when-used-food-additive  

EFSA. (2016). Re-evaluation of titanium dioxide (E 171) as a food additive. EFSA Journal,
14(9). https://doi.org/10.2903/j.efsa.2016.4545
EFSA. (2021). Safety assessment of titanium dioxide (E171) as a food additive. EFSA
Journal, 19(5). doi: 10.2903/j.efsa.2021.6585

EUR. Reglamento (CE) no 1333/2008 del parlamento europeo y del consejo. (accesado el 24

de julio del 2021 de: https://eur-lex.europa.eu/legal-
content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:02008R1333-20160525&from=EN

EUR. Reglamento (UE) no 231/2012 de la comisión. (2012). (accesado el 24 de julio del

2021 de: https://eur-lex.europa.eu/legal-
content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:32012R0231&from=ES)

Control de Calidad, Análisis de Laboratorio, Dioxido de Titanio, eurons

  • Creado el
Autor: Adeliza Vargas