Todo lo que debes saber sobre el fraude en la Miel y el Método analítico de detección

La miel es un producto natural, elaborado por las abejas a base de néctar de las flores, que enriquecen y transforman con sustancias que generan en su propio cuerpo, la deposita y almacenan en los panales donde la hacen madurar. Las plantas ofrecen sus néctares a los insectos a cambio de que le ayuden en la polinización. Las abejas tienen que volar hasta 150 Km y pecorear más de 2 millones de flores, para recolectar el néctar suficiente para producir un kilo de miel.

En sus características generales, el color depende de las flores en las que han tomado el néctar y varía desde el ámbar claro hasta un marrón oscuro, su aspecto es líquido denso, el sabor es muy particular para cada tipo de miel, dependiendo de la naturaleza de las plantas, el terreno, el clima durante la recolección de néctar y la estación del año.

Se dice que, en la mitología griega y romana, era el alimento de los Dioses del Olimpo, símbolo de conocimiento y de sabiduría. Los incas y los aztecas de América la utilizaban en ceremonias y los rituales de iniciación y de purificación.

La miel pura es el producto de las abejas sin purificar, ni calentar, y sin añadir nada. Recolectada de la colmena y envasada, sin ningún otro proceso que la altere de algún modo. Esta miel pura puede proceder de flores de muy diversa índole. 30 gramos de miel pura contienen aproximadamente 20 tipos de vitaminas, 18 tipos de aminoácidos, 16 minerales, y una importante cantidad de antioxidantes y fitonutrientes. La miel pura es una sustancia antibacteriana, antiviral y antifúngica de primer orden. Así como un producto altamente nutritivo.

La miel pasteurizada se calienta a 65-80 grados celsius y esta temperatura destruye algunos de estos micronutrientes, convirtiendo a la miel refinada en un producto no apto para usos terapéuticos. Cambia su textura, su color, su sabor, adquiriendo un sabor a cocido a causa de la caramelización.

En las mieles de nuestros supermercados puede aparecer la palabra miel pura, pero esto no garantiza que lo sea al 100%. Solamente en la Comunidad Europea y en el estado de Florida se han establecido estándares para el etiquetado de la miel, siendo obligatorio reseñar en la misma si contiene algún otro producto, aunque sólo sea agua.

Contexto

¿Cómo se falsifica la miel y por qué?

1. Extrayendo agregados de las abejas:

El primer método de falsificación es purificándola. La miel tal cual sale de la colmena contiene ceras y polen. Estos agregados, lejos de ser una contaminación forman parte importante de la miel. Si bien un filtrado podría resultar juicioso, el extraer mediante calentamientos la totalidad de las ceras y pólenes contenidas en ella altera completamente la composición de la miel.

El objetivo de la extracción de pólenes y ceras podría ser dar a la miel una apariencia uniforme, pero esta purificación tiene como consecuencia que la miel se torna anónima y por tanto no puede saberse su procedencia. Efectivamente, es a través de los pólenes contenidos en la miel que los expertos pueden ubicarla en una zona geográfica. El desconocer la procedencia de una miel es de una relevancia máxima ya que ello permite importar mieles más económicas, pero sobretodo alienta un mercado negro de la miel. Así, por ejemplo, la miel China está grabada con numerosos impuestos y controles pero una vez refinada ya no se puede saber que es china y puede comprarse a través de un tercer país que la adopta como suya. Ocultar su procedencia puede librarlas también de algunos controles de calidad.

2. Añadiendo diferentes tipos de azúcares o agua:

Otra manera de falsificar es añadiéndole algo. Puede ser agua, azúcar, jarabes, melazas, glucosa, azúcar invertido, remolacha, dextrosa, harina, almidón, entre otros (con alto contenido en fructosa) … Todos estos aditivos estiran la miel, evitando que se solidifique. Pero sobretodo abaratan costos, aumentado la cantidad de producto con menor cantidad de miel pura. incluso hay productos que se llaman miel que no tienen en absoluto miel, y en Internet podrá ver recetas sobre cómo hacer miel en casa, sin abejas. Tal es la idea actual que se tiene de miel.

3. Producción sospechosa

La tercera manera de falsificar miel se refiere al método de producción. Aunque pueda sorprendernos algunas abejas trabajan en condiciones socio laborales muy precarias y su miel tiene algunos componentes que no deberían tener. Las abejas medicadas con antibióticos segregan parte de ellos en la miel que luego se comercializa. Lo mismo ocurre con los metales pesados, cuando el ambiente que respiran las abejas está saturado de ellos. Y, por último, las abejas que no tienen acceso a flores deben fabricar la miel con soluciones de jarabes y azúcares, esto que podría ser un recurso en zonas sin flores no lo es cuando premeditadamente es la única posibilidad de las abejas para subsistir. Esta última miel puede ser muy pura, pero su calidad es muy baja.

4. La falsa declaración de botánica u origen geográfico.

La trazabilidad perfecta es por lo tanto crucial para la miel y otros productos de la colmena para garantizar una comercialización justa y sostenible en el sector apícola.

Para cumplir con los estándares internacionalmente aceptados, la miel solo puede procesarse mínimamente mediante centrifugación, calentamiento suave y, si es necesario y para evitar materias extrañas, filtrada.

La normativa vigente para garantizar la calidad de la miel:

  • Real Decreto 473/2015, de 12 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 1049/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba la Norma de calidad relativa a la miel.
  • Directiva CE 63/2014 que modifica la Directiva CE 110/2001 de 20 de diciembre de 2001 relativa a la miel.

 Para mejorar la capacidad de autenticación de la miel, se recomienda crear una base de datos con la composición de las mieles auténticas y de sustancias que puedan agregarse para aumentar su volumen o que se usen como productos de alimentación de abejas.

Esto requiere que los estados miembros de la UE y terceros países depositaran muestras representativas de su producción nacional de miel en un repositorio centralizado de muestras. La selección y el muestreo de la miel deben realizarse bajo la supervisión de las autoridades competentes.

Dichos datos integrales permitirán un mejor control de la calidad de la miel de la UE y protegerían tanto a los productores, como a los consumidores de la desinformación.

¿Cómo detectar analíticamente la miel adulterada?

En la resolución de enero de 2014, los miembros de El Parlamento Europeo elaboraron una lista de productos con mayor riesgo de fraude alimentario, y la miel está incluido en su lista.

El fraude más común en la miel es la adulteración, por lo general por adiciones de componentes y otros tipos de fraudes como la falsa declaración de botánica u origen geográfico mencionado anteriormente.

Existe un método único y confiable para probar la autenticidad de la miel. El Laboratorio Eurofins en Francia ha desarrollado una nueva técnica analítica para probar diferentes tipos de miel. Desarrollado como parte de un proyecto de investigación colaborativa, este método mejora significativamente la detección de la adulteración.

La técnica utilizada es de alta resolución Resonancia Magnética Nuclear (RMN). Esta es una técnica innovadora de alto rendimiento que proporciona una amplia gama de información que es a la vez dirigida (cuantificación de sustancias) y no dirigidas (identificar las desviaciones de los espectros de referencia).

Este método analítico simultáneamente puede:

  • Detectar la adición de azúcares exógenos (de cualquiera que sea la fuente: caña, maíz, remolacha, trigo, arroz, etc.).
  • Confirmar el origen floral de la miel declarada en el embalaje del producto (mieles de una sola flor).
  • Detecta diversas irregularidades como el calor excesivo por el tratamiento (determinación de 5-HMF) o fermentación
  • Cuantificar los principales azúcares (glucosa, fructosa, sacarosa…).

Conclusión

Es por eso la gran importancia de la existencia de los laboratorios científicamente desarrollados, como es el caso del laboratorio Eurofins donde se hacen todo tipo estudios y análisis a la miel, como de residuos de medicamentos veterinarios, metales pesados, determinación de azucares, de origen, valores nutricionales, entre otros, para la determinación de la autenticidad de la miel.

Una miel pura y natural medicinal, reconstituyente para los deportistas y personas que se sienten fatigados. Además, a diferencia de otros azúcares, la miel no provoca caries dentales, es ligero efecto aperitivo facilitando la asimilación y digestión de otros alimentos. Todas las mieles, en general, tienen poder antibacteriano, refuerzan el sistema defensivo de nuestro organismo y tienen gran poder antiséptico.

Referencias

Laboratorios Eurofins – Documento Autenticidad de la Miel, 2013.

Portal Apícola

Wikipedia

Blog Antibióticos Naturales

Fraude Alimentario, Miel, Control de Calidad, Adulteración, Resonancia Magnética Nuclear