Angiostrongylus costaricensis y su relación con los alimentos

El Angiostrongylus costaricensis es un parásito microscópico identificado por el Doctor Pedro Moreira, científico costarricense y de ahí deriva su nombre. Sin embargo, se encuentra localizado en diferentes países del continente americano como Honduras, Panamá, Venezuela, Brasil, México, Colombia, Guatemala, Ecuador y Estados Unidos. Este parásito produce una enfermedad denominada angiostrongilosis abdominal, la cual se da por medio del consumo de alimentos contaminados con moluscos como caracoles y babosas, así como con la secreción de éstos.

Ciclo de vida

El hospedero definitivo son las ratas, en ellas residen los parásitos adultos, las hembras ponen los huevos los cuales eclosionan produciendo larvas en primer estado L1 en las arterias pulmonares, estas migran tras la tráquea hacia el sistema digestivo hasta ser eliminadas por las heces. En el exterior las larvas L1 invaden al hospedero intermediario que son los caracoles y las babosas, aquí sufren mudas larvarias hasta llegar al estado L3 que resulta infeccioso para los hospederos definitivos como mamíferos, ranas, cangrejos y camarones de agua dulce.

Los seres humanos son hospederos accidentales, ya que la infección se da tras el consumo de moluscos crudos o mal cocinados y frutas, vegetales y hortalizas contaminadas con babosas y caracoles o sus secreciones. En el humano, el parásito vive dentro de las arterias e induce la formación de coágulos y trombosis afectando el hígado, los intestinos, el colon provocando hipertrofia y si no se trata a tiempo necrosis.

Manifestaciones clínicas y tratamiento

Los síntomas más comunes suelen ser fiebre, dolor abdominal del lado derecho similar a una apendicitis, anorexia, vómito y estreñimiento. Para tratar con el parásito es necesario realizar intervención quirúrgica, ya que, por la inflamación producida, las larvas y huevos no pueden salir por las heces.

Alimentos susceptibles

Frutas y vegetales provenientes de la tierra y sobretodo hortalizas y especies de hojas abiertas como lechugas, repollo, culantro, apio entre otros.

Prevención

  • Control de plagas
  • Control de higiene en el hogar especialmente cuando hay niños
  • Lavado y desinfección adecuada de los alimentos: primero lavaros muy bien con agua del grifo ya que esta ayuda a disminuir la carga de microorganismos, luego aplicar un desinfectante como por ejemplo cloro entre 100 – 150 ppm por 3 minutos (enjuagar para eliminar cloro residual) o bien ácido per acético 80 ppm por 3 minutos.

Referencias Bibliográficas

Balla, C., & Farkas, J. (2006). Handbook of Fruits and Fruits Processing: Minimally Proccesed Fruits and Fruit Products and Their Microbiological Safaty.Blackwell Publishing


Barrantes, M. (2013). Las Babosas en los Alimentos. Journal of Chemical Information and Modeling. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004


Gonzalez, M. (2016). Microbiología Vegetales Parasitos.Universidad de Costa Rica, San Pedro de Montes de Oca.


Morice, A. A. (2018). Vegetales mínimamente procesados. Univesidad de Costa Rica, San Pedro de Montes de Oca.

Salud, Contaminación, Enfermedades, Angiostrongylus costaricensis , Parásito

Autor: Marìa Del Mar González