Uso de Antibióticos como Promotores del Crecimiento en Animales

Históricamente, se han implementado varios métodos de control de los patógenos transmitidos por los alimentos, incluyendo el uso de los antibióticos. Sin embargo, existe una gran preocupación sobre el uso generalizado de los antibióticos en la producción animal conduzca a la aparición de resistencias antimicrobianas, y también supone un riesgo potencial para la salud pública.

Se ha estimado que las toxiinfecciones alimentarias en los Estados Unidos causan más de 76 millones casos de enfermedad y originan 5.000 muertes al año. Adicionalmente, las pérdidas económicas anuales asociadas a los cuatro principales patógenos entéricos –Salmonella spp., Campylobacter spp., E. coli y Shigella spp.– se han estimado en 7 billones de dólares.
Microbiota Intestinal y Limitaciones de los Antibióticos

La microbiota juega un papel esencial en varias funciones fisiológicas, inmunitarias y metabólicas del hospedador. Sin embargo, se sabe muy poco sobre los posibles mecanismos implicados en el mantenimiento de la homeostasis entre las bacterias del intestino y el hospedador. Muchos factores, incluyendo la composición del alimento, el estrés y los antibióticos, pueden alterar la microbiota.

La microbiota y el hospedador funcionan como un solo organismo. Uno de los aspectos más interesantes de este mutualismo es su impacto sobre la regulación de las respuestas inflamatorias. Los enterocitos –células epiteliales columnares presentes en el intestino delgado– no solo participan en la digestión y absorción de los nutrientes, sino que también actúan como células presentadoras de antígeno y regulan la permeabilidad intestinal.

Las células epiteliales del hospedador constituyen una barrera física y química frente a las bacterias patógenas, gracias a la:

  • Producción de mucus por parte de las células caliciformes
  • Secreción de péptidos antimicrobianos por parte de las células de Paneth
  • Producción de IgA por parte de las células plasmáticas, formando complejos de uniones estrechas intercelulares
  • Reconocimiento de patrones moleculares microbianos.

¿Por qué los AGP (Antibiotic Growth Promoter) son un Problema?

El uso continuo de antibióticos en dosis sub terapéuticas elimina las bacterias sensibles a esas moléculas, al mismo tiempo que se seleccionan cepas resistentes. Además, patógenos importantes tanto para animales como para humanos, adquieren cada vez más resistencia a diferentes antibióticos, estos patógenos son ampliamente distribuidos en el ambiente y están presentes en la carne y en productos de origen animal, siendo ésta una de las fuentes de infección más relevantes para humanos. Bacterias resistentes a múltiples antibióticos causan infecciones muy difíciles de tratar, resultando en enfermedades prolongadas y generando incapacidad.

Esto se traduce en problemas de salud graves, aunado a pérdidas económicas importantes en tratamientos médicos tanto para humanos como para animales. La resistencia antimicrobiana es un problema complejo con muchos factores interconectados, pero, por seguro, los AGP son una de las causas más importantes.


La Nueva Tendencia Global

Casi todos los países están adoptando medidas para enfrentar este creciente problema, entre las cuales está la reducción de uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Por ejemplo, el gobierno de China decidió controlar la resistencia a antibióticos en bacterias de origen animal al 2020, implementando regulaciones estrictas en el registro, mercadeo y vigilancia de uso de estas moléculas, la reducción de AGP en planes a nivel nacional y realizando pruebas de residuos en productos de origen animal.

En 2012, la FDA promovió un programa voluntario sin supervisión para reducir el uso de AGP en los Estados Unidos durante los próximos años, algunas acciones fueron promulgadas para preservar la eficacia de los tratamientos antibióticos, con la prohibición de AGP en 2017 con la nueva legislación (VFD).

La asociación de veterinarios de Nueva Zelanda quiere eliminar completamente el uso de antibióticos a través del gerenciamiento de la salud y bienestar animal hacia el 2030

Conclusión

Hay alternativas al uso de los antibióticos para prevenir enfermedades, como la mejora de las condiciones de higiene, el mejor uso de las vacunas y cambios en las prácticas ganaderas.
También pueden considerarse el uso de los prebióticos, acidificantes, enzimas y adsorbentes de toxinas.

 

Referencias

www.avicultura.info.ar


www.efeagro.com

 

Salud, Alimento para animales, Antibióticos Veterinarios, Antibioic Growth Promoter, AGP

Autor: Paula Regina Zuccarelli