linkedin
linkedin

Costa Rica
Colombia
Guatemala
Perú

    +(506) 2231 1440
    +(571) 667 2550
    +(502) 2384 2378
    +(511)711 8311

Medalla Tecno

Antibióticos Veterinarios: Sustancia química perjudicial para los seres humanos ¿Qué medios usamos para controlarlo?

Tras las recientes crisis registradas en Inglaterra por el mal de las vacas locas y en Bélgica por la identificación de dioxinas en pollos, la sanidad y la nutrición animal están siendo puntos de control primordiales dentro de la Unión Europea. Ambos puntos son el origen de la seguridad alimentaria que tanto exigen y reclaman hoy en día los consumidores de los productos de origen animal.

Contexto

Los Antibióticos son sustancia capaz de impedir el desarrollo o crecimiento de ciertos microorganismos, especialmente bacterias, o de causarle la muerte. Cuando su acción incluye numerosas especies de gérmenes diferentes, se habla de antibióticos de amplio espectro, mientras que, si sólo afectan a un número reducido de gérmenes, se habla de antibiótico de espectro reducido. Por otra parte, en el caso que la acción sobre el germen le provoque la destrucción se dice que el antibiótico es bactericida (como la penicilina), pero si únicamente impide su crecimiento, se dice que es bacteriostático (macrólidos y tetraciclinas).

Los Antibióticos son utilizados para la producción de alimentos principalmente en aves de corral, cerdos, ganado vacuno y en los camarones de cultivos, para combatir o prevenir enfermedades en animales.

El anuncio del primer antibiótico sulfamídico en 1935 inició la era moderna de la terapéutica antimicrobiana, caracterizada por una enorme disminución de la morbilidad y de la mortalidad para muchas enfermedades infecciosas. El impacto de este tipo de sustancias sobre factores médicos, veterinarios, de sanidad pública, y económicos relacionados con los estados patológicos, no tiene paralelo en la historia de la terapéutica medicamentosa. Sin embargo, los antibióticos constituyen uno de los agentes farmacológicos peor usados, tanto a nivel médico como veterinario, siendo administrados en muchas ocasiones de forma irracional y en dosis inadecuadas. El empleo indiscriminado de estos productos puede acompañarse de complicaciones tales como reacciones alérgicas, superinfecciones, retrasos en la identificación del germen causal; quizás, una de las complicaciones más importantes es la aparición de gérmenes antibiótico-resistentes que a su vez, crea la necesidad cada vez mayor de nuevas drogas (Protocolo de Tratamiento del Instituto Nacional de Saude, 1990).

Las drogas veterinarias constituyen un grupo complejo que abarca un par de cien sustancias que representan diferentes clases de productos químicos y áreas terapéuticas. No todos los medicamentos veterinarios son iguales importancia para el monitoreo de riesgos. De hecho, la relevancia de ciertos activos depende de la muestra específica, el país de origen y destino y la etapa de muestreo dentro de la cadena de suministro de alimentos

¿Cómo encontrar el alcance analítico correcto para el monitoreo de riesgos?

En un principio se tenía el concepto de «residuos cero» en los análisis de laboratorio, pero hoy en día, con el perfeccionamiento de los métodos de análisis cuantitativos, es posible detectar cantidades de residuos muy pequeñas del orden de partes por millón, y así surgieron, en base a los datos toxicológicos, los MRL.

Con el lanzamiento de una innovadora técnica de cribado utilizando High Resolution LC-MS, Eurofins ofrece a sus clientes ahora una oportunidad y una mejor eficiencia de costos en el campo de examen de drogas veterinarias siendo nueva técnica para cubrir un amplio alcance de la sustancia.

Expertos del Centro de Competencias de Eurofins, para el análisis de medicamentos veterinarios estableció un método de cribado HR-LC-MS para la simultaneidad y determinación de aproximadamente 100 medicamentos veterinarios de actualmente 9 antibióticos diferentes y clases de sustancias antiparasitarias. El nuevo método desarrollado ha sido validado de acuerdo con la Comisión de la UE,

Decisión 2002/657/CE. En comparación con los métodos de detección convencionales como pruebas inhibitorias u otros biotests, HR-LC-MS cubre un gran conjunto de sustancias específicas incluida la transformación o metabólica productos con alta selectividad y sensibilidad. Debido a un alto nivel de automatización, el método es muy rentable. En base a la experiencia a largo plazo de nuestros expertos, los hallazgos positivos ocurren solo en una pequeña minoría de muestras. El método minimiza de manera eficiente el riesgo de peligros de salud que pasan por alto en el área de medicamentos veterinarios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pide prohibir los antibióticos promotores de crecimiento en animales para consumo humano y no reciban antibióticos para estimular su crecimiento o prevenir enfermedades, ya que pueden provocar el desarrollo de bacterias resistentes que son transmitidas a las personas,

El uso desregulado de esos medicamentos constituye una grave amenaza relacionada con la resistencia de las bacterias a los antibióticos, que se considera uno de los mayores desafíos sanitarios de la actualidad.

Algunas bacterias causantes de infecciones severas en las personas ya han desarrollado resistencia a la mayoría o a todos los tratamientos conocidos, mientras que las alternativas que se investigan son muy escasas.

Muchos antibióticos utilizados en animales son idénticos o muy parecidos a los administrados al ser humano, como también lo son aquellos aplicados al cultivo de plantas, como las orquídeas. Esto genera el peligro de la aparición de bacterias resistentes y que después pasan a las personas a través de los alimentos, del medio ambiente o de otras vías.

Conclusión

El uso de antibióticos en los animales productores de alimentos genera residuos en carnes, leche y huevos que pueden producir efectos tóxicos directos. Los principales grupos de antibióticos usados con fines terapéuticos en animales productores de alimentos que pueden originar residuos son las: penicilinas, cefalosporinas, quinolonas, florfenicol y compuestos relacionados, tetraciclinas, inhibidores beta-lactamasa, sulfamidas, entre otros.

Los residuos de antibióticos en el alimento constituyen una variedad de riesgos para la salud humana. Estos riesgos dependen de la frecuencia y grado de exposición. Los dos principales riesgos están relacionados con:

 

  1. Las reacciones de hipersensibilidad que puedan ser inducidas en personas alérgicas;
  2. La adquisición de microorganismos patógenos resistentes a ciertos antibióticos.

Para prevenir enfermedades y evitar el daño en la salud, hay alternativas al uso de los antibióticos como: la mejora de las condiciones de higiene de los animales, el mejor uso de las vacunas y cambios en las prácticas de crianza y producción.

Referencias

Organización Mundial de la Salud (OMS), 2016.

Wikipedia – Antibiótico Veterinarios.

Manual de acreditación Veterinaria, 2018.

Etiquetas: Inocuidad Alimentaria, Eurofins, Análisis de Laboratorio, Control de Calidad, Antibióticos Veterinarios, Medicamentos Veterinarios